Estación Catalina

Hoy fui a ver «Agarrate Catalina», una murga uruguaya, en la Estación Belgrano.

La Estación

Creo que la estación, así como está, es eso: una estación… o peor, lo que queda del abandono de lo que fue una estación de trenes… si bien es cierto que las palomas y la gente a habitaron esos lares ya no están, no desborda de calidez para con los visitantes.

Si bien es un punto a reconocer el resurgir de la cultura de la gestión Barletta, no me parece que sea el mejor lugar de expresión para bandas (murga en este caso). De hecho, creo que no es el mejor lugar para ninguna presentación cuyo sonido sea una cuestión primordial, dado que la acústica del lugar no ayuda.

 

Catalina

Fue mi primera vez de ver la murga en vivo. Me había hecho la idea que era parecido a la Falta y Resto, pero no.

Al principio me sorprendieron las palabras de uno de los integrantes cuando, al hablarle al público, se refirió a la simpatía que la murga sentía por José Pepe Mujica, lo cual no me gustó porque mi idea de murga es una puesta en sentido de protesta y ligarse políticamente a favor de, iría en contra de ese mismo principio, pero esto es totalmente subjetivo (como este mismo artículo) y por lo tanto discutible.

Luego, ya sesgado por el acontecimiento anterior, durante el transcurso del show se plasmaban frases plagadas de malas palabras, lo cual tampoco me gustó… creo que se puede decir lo mismo sin recurrir a esos recursos… además la utilización de dichas vulgaridades se puede hacer con un alto nivel de acercamiento como el de Fontanarrosa o caer en el populismo cotidiano, lo cual no me atrae tratándose de una expresión artística.

En cuanto al sonido, un poco ya no expresé más arriba, pero es de destacar lo falta de idea que se tenía en este sentido… por momentos (muchos) no se entendía una frase sino palabras sueltas…

 

Conclusión

No me gustó la velada, quizás mi comparación inevitable con la «Falta y Resto» y los comentarios de amigos me jugó en contra, me esperaba otra cosa.

El sonido no ayudó a quitarme el mal sabor del comienzo y poco a poco fui perdiendo el interés y deseando estar en otro lugar.

No la recomiendo.